12.7.07

Psicología y seguridad.

La neta quería que el anterior post sirviera de preámbulo para este hihihihi

que es una pequeña muestra de Bruce Schneier. Sobre lo que ah investigado sobre la seguridad digital. La seguridad es una realidad y una sensación al mismo tiempo, y estas dos últimas no son lo mismo.

La realidad de la seguridad es algo matemático, basado en la probabilidad de diferentes tipos de riesgos y de la efectividad de sus contramedidas. Podemos calcular el grado de seguridad que tiene tu casa frente a un robo, basándonos en factores como el índice de criminalidad de la zona y tus costumbres a la hora de cerrar las puertas y ventanas de tu casa. Podemos calcular la probabilidad de que seas asesinado, en la calle por un extraño o en tu casa por un familiar. También podemos calcular la probabilidad de que seas la víctima de un robo de identidad. Dada una cantidad relevante de datos estadísticos de actos criminales no resulta complicado, las compañías de seguros lo hacen continuamente.

También podemos calcular el grado de seguridad que te dará la instalación de una alarma de antirobo en tu casa o cómo una congelación de tus cuentas bancarias puede protegerte en caso de robo de identidad. De la misma forma, si tenemos suficientes datos no es complicado.

Pero la seguridad también es una sensación, que no está basada en cálculos matemáticos sino en reacciones psicológicas frente a los riesgos y las contramedidas. Puedes sentirte atemorizado frente a un posible ataque terrorista o puedes sentir que es algo que sobre lo que no merece la pena preocuparse. Puedes sentirte más seguro cuando ves a la gente pasar controles en los aeropuertos quitándose los zapatos y el cinturón o puede que no. Puedes tener la sensación de que tienes muchas posibilidades de ser robado, pocas posibilidades de ser asesinado y ninguna posibilidad de que te roben tu identidad. Y tu vecino en la misma situación puede sentir que él tiene un riesgo alto de que le roben su identidad, riesgo medio frente a un robo y riesgo bajo frente a un asesinato o a que husmeen por internet.

En general puedes estar seguro, aunque no te sientas seguro y puedes no estar seguro aunque te sientas que lo estas. La sensación y la realidad de la seguridad están relacionadas pero claramente no son lo mismo. Estaría bien tener diferentes palabras para los dos tipos.

Existen cuatro campos de investigación (dos están muy relacionados) que pueden iluminar este tema.
El primero es la economía de la conducta, a veces llamado finanzas de la conducta. La economía de la conducta trata los comportamientos humanos (emocionales, sociales y cognitivos) y cómo afectan las decisiones.
El segundo es la psicología de la toma de decisiones y su racionalidad específicamente asociada que explica cómo tomamos las decisiones. Ninguno de estos dos está relacionado directamente con la seguridad pero los dos tratan el concepto del riesgo: la economía de la conducta trata el riesgo económico y la psicología de la toma de decisiones trata en general de los riesgos de seguridad. Los dos campos están relacionados pero dan una explicación del origen de la divergencia entre la sensación de seguridad y la realidad de la seguridad.
El tercer campo es un estudio directo sobre la psicología del riesgo. Los psicólogos han estudiado la percepción del riesgo tratando de ver cuando se exageran o se menos valoran.
El cuarto campo relacionado es la neurociencia. La psicología de la seguridad está íntimamente ligada a nuestra forma de pensar: intelectual y emocionalmente. A lo largo de miles de años nuestros cerebros han desarrollado complejos mecanismos para gestionar riesgos. Entendiendo cómo funciona nuestro cerebro y cómo fallan es algo crítico para entender la sensación de seguridad.

No tiene sentido mirar la seguridad en términos de efectividad. La pregunta "¿Es esto efectivo para evitar este riesgo?" no es la más acertada. Se debería preguntar: "¿Es una buena concesión?" los chalecos antibalas funcionan bien y son muy efectivos parando las balas pero para la mayoría de nosotros que vivimos en países industrializados con leyes y que son relativamente seguros para nosotros llevar uno no es una buena concesión. La seguridad adicional que conseguimos no lo compensa ya que provoca incomodidad y no van con la moda. En otra parte del mundo esta concesión puede no ser valorada de igual manera.

La seguridad cuesta dinero, pero también cuesta conveniencia, funcionalidades, libertad, y más. Tanto en el caso de la seguridad en nuestras casas cuando aseguramos la puerta llevando con nosotros un incómodo manojo de llaves o incrementando la seguridad en los aeropuertos para evitar el terrorismo en la aviación a base de revisar cada pasajero. Toda la seguridad implica concesiones.

Hacemos concesiones grandes y pequeñas todos los días. Las hacemos cuando decidimos cerrar la puerta con llave por la mañana, cuando escogemos una ruta al conducir o cuando decidimos si vamos a pagar algo con tarjeta, cheque o en metálico. A menudo no son el único factor de decisión pero influyen mucho y muchas veces no nos damos cuenta. Hacemos concesiones de forma intuitiva.

A lo que viene al caso no me siento seguro usando algo que creo tendré la confianza de darle mis datos de todo tipo para que un tercero los tenga y haga de ellos lo que mas le plazca, mucho menos me agrada la idea de ser monitoreado, no tengo mucho que ocultar pero es sumamente molesto que estén encima de uno para al final todo sea en una sola causa vendernos mas productos de acuerdo a nuestro perfil, ojala y fuera el gobierno quien tuviera el nivel y las ganas de algo así hahahahha pero no digo para que querría saber el estado que sistema operativo uso, y cuales son mis hábitos de consumo, en fin se que me están leyendo para tenerme en su base de datos de los inconformes haahahhaha así que chinguen a su madre inches conspiradores hahahahahaaha. Creo definitivamente que pasar tanto tiempo con Ulises y l3lack si me afecto y ya soy paranoico hahahahahahaha por lo tanto en conclusión no me hagan caso solo soy un loco mas en la blosfera hahahahaha y les recuerdo no me agradan los psicólogos clínicos pero asta ahora otras variantes así como las investigaciones que llevan a cabo algunos si me laten hehehehe.

16 comentarios:

andreinax dijo...

la sicologia busca reforsar la segurada que tenemos, algunas terapias son ladillosas pero lo resultados son buenos, ahora si nacimos con el cerebro loco, no hay quien lo arrele

Zegim dijo...

Además, los riesgos y como los asesoramos se aplican a otras cosas, por ejemplo, al decidir como invertimos nuestro dinero o al apostar.
Bastante interesante. Y no, a mi tampoco me agrada la idea de estar monitoreado. Valoro lo seguridad, pero valoro más mi privacidad.

Pater Noster dijo...

me paralizo cada que leo algo tan serio en tu blog, luego de los demenciales desmadres que posteas...


STAY BRUTAL BRO

W4L45 dijo...

la Psicologia y la Seguridad.. la primera.. sirve de mucho para akellos ke la necesitan.. por x circunstancias.. pero dicen akellos ke a lo mejor estan mas cuerdos ke nosotros ke no les funciona.. pero a los Psicologos .. si les deja buen varo. a ellos si les funciona.. jajaja...

La seguridad.. dicen ke depende de uno.. cuando el gobierno.. vale para pura madre.. y no sabe o mas bien no le kiere meter mano.. para ke de una buena vez baje la inseguridad.. pero cuando algunos estan acostumbrados a ser faroles osea presumidos.. y restregarte en la cara sus joyas sus autos..en general su dinero.. como no kieren ke les den chicharron.. ahora ellos estan en su derecho pero cabron.. dice el dicho popular: estas viendo ke esta temblando y no te incas. pues hay ke ponerle un poco de sentido comun .. pues las autoridades.. valen madres..

Ahora no por tener varo te puden dar chicharron tambien hay otros factores.. jeje.. com una bala perdida.. por ke le caes mal a un cabron.. por ke a un wey se le alboroto la cola y le dio ganas de kebrarse a un wey y de malas te toco.. etc..

Saludos..

Juanelo dijo...

irelo...

se pone fisolófico...


un saludote gigantón...

mariposa violeta dijo...

Hola, pasé a devolver la visita y me chuté el post completito, con el 100% de mi atención (algo raro en mi cuando veo un post largo).
Me pareció interesante lo que escribiste.
Lamentable que cada dia estemos más y más paranoicos, me cae.

Ah, como bien dijiste, ya encarrerado el ratón...reí horrores con el post 'Soy una puta'.

Sin duda alguna, prometo regresar.

Muchas gracias por tomarte la molestia de leerme.

Ande, es cierto, tan serio y tan desmadroso al mismo tiempo, jajajaja, bonita combinación. Así de fascinantes somos los seres humanos.

XD

CronoWhore dijo...

Jejejejeje...acá me la paso escuchando alacranes en la noche...pero pues ya duermo...total...cuando te toca, es posible que hasta del techo te lleguen...aaahhhh...y pues bueno...ya mejor trabé amistad con ellos...JAJAJAAJAAJAJAJA

ROJA dijo...

En tu blog donde te demostraste abiertamente como una puta yo quise escribirte y fue largo, muy largo mi comentario ¿para qué? para nada y para lo mismo porque la porquería esta no me publico ni madres (ni una ni 26 veces) así es que me pregunto ¿de verdad tiene ventajas? aunque sí, he querido cambiarme de casa pero no me acaban de gustar sus pinches diseños y menos el de la estrellita, pero ya que dices que tu lo diseñas le entrare. Sin embargo para cambiarme de casa tengo que limpiar la anterior... en todo caso prefiero verte para que lo hagamos juntos o tu me lo diseñas y dejo todo en tus manotas. Tu dime y vemos.

Karma[Death] dijo...

Yo tambien soy bieeen paranoica
y con lo que acabo de leer mas
ya no saldre u.u

Sandra Becerril dijo...

Pues sí, somos unos paranoicos, pero hay razones para serlo... qué seriedad en tu blog, todo bien? jeje

besos

Ms.Orizschna dijo...

Jajajajajja paranoicos rulz.
Aunque, ps no mames, eso de la paranoia no se pega, el gusto se lo agarras solito jajajaja.

Besos Deivid, y a webo, la seriedad como de que no.

Gabriela Mósqueda dijo...

David:

Quiero aprovechar escribiendo en este comentario mis opiniones respecto a los temas anteriores.

Sobre:
"Chale me dejaron plantado"
Buenas fotos y sobre todo, divertidos comentarios plasmados en ellas. No puedo extender mi opinión porque a nadie de los ahí retratados los conosco.

Sobre:
"Soy una Puta".
Me parecieron geniales las analogías con las que hacen el comparativo a situaciones o caracteristicas de la vida cotidiana. Me hizo recordar un breve fragmento de "Diario de un Guacarocker" por Armando Vega Gil.
"La belleza es una puta mentira,
la mentira es una belleza puta,
las putas son mentirosas bellas".
Y es todo lo que voy a decir al respecto...(Cómo bien apuntara Forrest Gump).

Sobre:
"Paranoia".
Cada quién invierte el tiempo como quiere.

Sobre:
Psicología y Seguridad.
El tema es muy extenso y merece un comentario aparte.

Hago extensivo un cordial saludo y abrazo.

Gabriela Mósqueda.

Setsuka dijo...

Pta M!!! Un post largo cuando solo vengo a mandar besos y ver tus acostumbradas fotos cachondas XD

Afortunadamente es sobre psicologìa... en este momento me limpio el trasero con la psicologìa ^^

jajaja, luego vengo a leerlo con màs ganas ^^

Astrape dijo...

Por coincidencia hace unas semanas leía a un maestro de Psicología Social, Juan Soto Ramírez, quien es uno de los precursores por la Complejidad o pensamiento borroso, es decir tener una postura epistemológica de lo posible, que abarque, precisamente, la incertidumbre. Te cito un extenso fragmento de su libro “Psicología Social y Complejidad”, en el capítulo Psicología social de la Incertidumbre, luego de que Soto hable acerca de John Von Neumann y …
“La teoría de juegos conjunto de creaciones teóricas. Tiene aplicaciones en el mundo “real”. La incertidumbre opera de manera muy interesante orillando a las personas a tomar ciertas decisiones. Incluso se tienen jugosos frutos de la incertidumbre. Digamos que en torno a la incertidumbre existen industrias millonarias. Pensemos en el rentable negocio de las aseguradoras. Según lo permite, a partir de un acuerdo contractual, que el asegurador compense al asegurado por la pérdida de un bien. Las aseguradoras tienen cantidades millonarias de a partir de, digámoslo así, pequeñas contribuciones de todas aquellas personas que quieren o pretenden protegerse del riesgo que implica la pérdida de un bien. Y para protegerse de una posible pérdida hay que entrar en un estado de incertidumbre. Asegurar un bien implica hacerse de un mínimo de seguridad ontológica para moverse en el mundo. Un seguro no evita o reduce el riesgo de una pérdida, simplemente otorga cierta garantía al comprador de que en caso de un siniestro se cuenta con alguna protección. El negocio de las aseguradoras requiere de la elección racional en estación incertidumbre. No podría ser posible de otra manera. Si la probabilidad de enfrentar un siniestro, asegurar un bien carecería de lógica y sentido, tal como carecería de sentido asegurar la vida del vecino a menos que pensemos en asesinarlo una vez que nos haya nombrado beneficiarios el hecho asegurado debe ser aleatorio, posible, pero incierto, y el asegurado, a menos que tenga cierto beneficio, no debe tener interés en que el siniestro se produzca. El asegurado, de una u otra manera, prevé la posibilidad de que el siniestro, pero no puede estar seguro de que, en efecto, ocurrirá (posible pero incierto). No obstante, el asegurador establece bajo qué condiciones será válido el seguro. Bajo este acuerdo contractual se encuentran entonces ciertas restricciones para hacer efectiva la denominada póliza. Si la posibilidad, pero frente a la incertidumbre de que el siniestro ocurra, las compañías aseguradoras no podrían hacer sus millonarios negocios. Para poder competir y subsistir frente a otras compañías, las aseguradoras tienen que ampliar sus dominios de manera constante asegurando a las personas frente nuestros riesgos. A últimas fechas las compañías aseguradoras ofrecen protección contra catástrofes que en años anteriores no ofrecían, lo cual resulta interesante en varios sentidos porque nos habla de un mundo que se percibe extremadamente inseguro y por el hecho de que se puede construir en torno a la incertidumbre un negocio millonario, pero también porque la incertidumbre opera en la vida cotidiana como un factor determinante en la toma de decisiones.”

El tema sí, abarca el caos, el deseo enfermo de control, el desdén por el control, y enfatizo: la incertidumbre, dice Soto, no podemos ver al mismo tiempo la hormiga y el bosque. No podemos saber (predecir) el Todo, sólo atisbarlo y tener alguna postura ante ello: el estrés de persecución, la tendencia a querer dominar todo (porque no podemos dominarnos a nosotros mismos) y la desfachatez ante los sucesos, entre algunas alternativas negativas. El famoso experimento del gato de Schrodinger nos ejemplifica la nulidad de certeza ante la incertidumbre. El gato , dentro de una caja y con un mecanismo que puede activar gas y uranio, puede el gato, tanto estar muerto o vivo, al mismo tiempo, sino hasta se abra la caja. Pero hay tantas cajas en la vida que no sabremos o podremos abrir. O sí?

Astrape dijo...

Chin, es acelerado tomar como una clasificación absoluta la “psicología clínica”, mejor por un momento aunque sea olvidemos esa odiosa etiqueta para que no paguen justos por pecadores (gueyes), la generalización, según algunos psicólogos sociales, es avaricia del pensamiento.

Pandora dijo...

Yo soy bien pinche paranoica, cuando salgo a la calle siewmpre pienso que me van a asaltar y cuando es de noche me imagino como sería, un tipo apañandome y llevandome a la fuerza a un lugar oscuro y solo para abusar de mi. Cuando dejo mis cosas en alguna paquetería creo que me van a revisar y robar algo... bla bla bla...

Soy tan picnhe aburrida y sin cuentas bancarias que nadie me robaría la identidad.......... ti ti ti...

jeje